Ideas que funcionan para potenciar la luz natural

La luz es uno de los elementos que más llaman nuestra atención de un espacio. Es tan importante que llega a condicionar toda la percepción que tenemos de una casa.

Vivir en un espacio agradable, cómodo y acogedor es el objetivo de todos nosotros. La luz natural que hay en nuestra casa tiene un efecto real y directo con nuestro bienestar. Y eso pasa por conseguir que nuestra casa sea luminosa. Hay diferentes cosas que podemos hacer para potenciar la luz natural en nuestra casa. ¿Quieres saber cuáles son?

Elige paredes de colores claros

No es nada nuevo descubrir cómo los colores claros en las paredes y el resto de superficies son capaces de potenciar la luz natural de un espacio concreto. Eso no quiere decir que tengamos que vivir de forma obligatoria en una casa totalmente blanca y sin personalidad. Para nada. Lo mejor es elegir un blanco especial, beige claro o gris perla para pintar las paredes de nuestra casa.  Ya le darás color al espacio a través de los muebles, de los textiles y otros elementos decorativos.

Además, que sean pinturas de acabado mate. Aunque parezca ser al contrario, las mate reflejan mejor la luz mientras que las de efecto brillo solo producen reflejos.

 

Pon espejos en tu vida 

La clave es colocarlos de forma estratégica, es una manera genial de aumentar la luz y además obrarán el milagro de potenciar la luz natural. Por otro lado, decorar con espejos resulta espectacularmente efectivo para aportar elegancia y glamour a un salón. Coloca uno de grandes dimensiones en la pared que tengas frente a la ventana. Verás cómo la luz rebota y se multiplica en todas las direcciones. Date un paseo por nuestra tienda online https://casasoladecor.tienda/ y verás todas las opciones qué te ofrecemos.

Las ventanas, siempre despejadas

Te recomendamos que alejes los muebles más grandes de las ventanas y de las puertas, si estas tienen paneles de cristal. No coloques estanterías en medio del salón, mejor pégalas a las paredes. Que nada obstaculice el paso de la luz diurna. Otra cosa a tener en cuenta es la forma de vestir las ventanas. Prescinde de gruesos y opacos cortinajes, y apuesta por livianos visillos blancos, suficiente para preservar tu intimidad sin restar luz.

Con estas ideas conseguirás potenciar la luz natural en casa y ganarás en bienestar para ti y para tu familia. ¿A qué esperas?